La señora Nancy, doblemente beneficiada con la Reforma Previsional.

En Atacama más de 27 mil personas ya recibieron los beneficios de la Reforma Previsional

A nueve años de la puesta en marcha de la Reforma, conversamos con una usuaria que recibe la Pensión Básica Solidaria. 
 
Nancy Carmona Cortés nunca trabajó bajo la modalidad con el pago de cotizaciones y, cuando se acercaba a los 60 años, había asumido que no tendría una pensión por jubilación. A pesar de haber trabajado incansablemente en la crianza de sus cuatro hijos, nadie le reconocería esa labor.
 
Así, muchas personas de nuestro país veían en la Reforma Previsional una esperanza de obtener un ingreso, que les ayudara a mejorar su condición, en esa edad donde los gastos por enfermedad aumentan y donde las fuerzas para hacer trabajos adicionales ya no son las mismas.
 
En el año 2008, la señora Nancy comenzó a recibir por primera vez un dinero del que podía disponer a voluntad: una Pensión Básica Solidaria (PBS), la que le ha permitido hacer muchas cosas. Incluso, le ha ayudado a reponerse del aluvión de 2015 y tener sus enseres nuevamente.
 
Ella recuerda que el pago de la PBS le abrió un mundo diferente y cuenta que “con la platita que yo empecé a recibir ya me sentía más libre. Si quería comprarme un helado, me lo compraba. Y nadie podía decirme nada, porque la plata era mía. Eso me hizo muy bien”.
 
Pero no sería el único beneficio que recibiría. Gracias a la Reforma, sumó el Bono por Hijo, un incremento en su pensión que ella agradece porque dice que “cualquier peso suma y ayuda, aunque sea para comprar pan o lo que se necesite en una casa”.
 
Historias como la de la señora Nancy hay muchas. Solamente en Atacama son más de 27 mil las personas que reciben un aporte del Estado mediante la implementación de la Reforma Previsional, impulsada en el primer Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, ya sea en PBS, Pensiones Básicas por Invalidez, Aporte Previsional Solidario para aquellas pensiones más bajas y que necesitan un complemento, Bono por Hijo o el Bono por las Bodas de Oro.
 
El aporte de la Reforma
 
La Reforma Previsional de 2008 incorporó una serie de ajustes y beneficios a los pilares contributivo y voluntario del sistema previsional chileno, y además incorporó un tercer pilar, el solidario, destinado a entregar una ayuda estatal a las personas más vulnerables.
Dissa Castellani, directora del IPS Atacama, dijo que “estamos muy contentos de celebrar un nuevo año de la implementación de esta Reforma, que vino a mejorar la vida de muchas personas que no contaban con un ingreso, que no tenían derecho a una pensión y que hoy saben que tienen este dinero. Esperamos que estas pensiones vayan mejorando con el tiempo. Así ha ocurrido, y que no quede nadie fuera de esta ayuda tan necesaria para la vejez”.
 
En el país son un millón 800 mil personas las que ya recibieron los aportes de la Reforma, que además implementó el Pilar Solidario para beneficiar directamente al 60% más pobre de la población.
 
El seremi del Trabajo en Atacama, Pablo Zenteno, señaló que “a través del Pilar Solidario se instauró un piso de derecho garantizado en materia de protección social, que es algo que el sistema no tenía, y que de alguna manera el compromiso del Gobierno es seguir profundizando y dando una mayor cobertura”.
 
Por su parte, el seremi de Desarrollo Social, Antonio Urbina, dijo que “es una Reforma que cambió la mirada de la jubilación en nuestro país. Teníamos personas que nunca iban a recibir un ingreso en esa etapa de su vida, pues no tenían derecho a un pago. Sin embargo, con esta implementación las personas de menores recursos vieron una esperanza para tener un mejor pasar en sus años como adulto mayor”.
 
Así es una Reforma que ya cumplió nueve años en nuestro país y que, como a la señora Nancy, ha favorecido a cerca de dos millones de personas. Y cada año en Atacama sumamos nuevos beneficiarios para recibir esta PBS que entrega el Estado; por ello es importante que quienes no tengan claridad sobre el trámite se acerquen a los Centros de Atención del IPS para conocer su situación y activar sus respectivos beneficios.